Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Artículo - Consumo de alcohol y su influencia en el contagio del COVID-19

Artículo - Consumo de alcohol y su influencia en el contagio del COVID-19

Artículo - Consumo de alcohol y su influencia en el contagio del COVID-19

Por: Dr. Rafael Guerrero Peralta - Presidente del Consejo Nacional de Drogas

Este artículo surge de la necesidad de prevención del contagio, relacionado con reuniones masivas de jóvenes y adultos en contextos de ocio, diversión y fiesta; por deshinibición de la conducta por consumo de alcohol y otras drogas, que puede suponer la supresión de medidas preventivas como el uso de mascarilla y el distanciamiento social.

El objetivo es proteger la familia dominicana y especialmente evitar muertes y nuevos contagios. En el mismo sentido evitar congestionamientos en los hospitales y clínicas que limiten la atención adecuada, protegiendo al personal sanitario, a los militares, policías y sus familias.

El alcohol es la sustancia estupefaciente más consumida a nivel global y su estatus de legalización la hace asequible a la población.
A pesar de que su consumo es causante de muchas muertes por accidentes y violencia relacionada sigue estando disponible con pocas regulaciones.

Podemos decir que en nuestro país existe una cultura de diversión y alcohol. Compartir tragos y cervezas es parte del diario vivir, el problema actual radica en que estamos en una pandemia de consecuencias desastrosas para la salud de las personas y para la economía mundial. Por lo que debemos actuar en consecuencia limitando el consumo y siendo responsables en nuestras actuaciones.

Según un articulo publicado en diciembre de 2019, el consumo de alcohol en la R.D. tuvo un crecimiento del 7.4% con respecto al 2018, lo que sustenta nuestra afirmación de que hay una fuerte costumbre de consumo en los dominicanos.

Existen razones fundamentales por las que debemos rechazar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas:
▪ Atenta contra la integridad física, mental y social del individuo.
▪ El uso desmesurado de bebidas alcohólicas está involucrado en un alto porcentaje de accidentes de tránsito, productores de muertes, incapacidad y/o daño a la propiedad.
▪ En exceso es catalizador de violencia intrafamiliar.
▪ El uso de bebidas alcohólicas a temprana edad se asocia, en no pocas ocasiones, al uso de otras drogas narcóticas.
▪ Conducir vehículos de motor bajo los efectos del alcohol constituye un riesgo inminente, tanto para el conductor como para terceros.
▪ El uso incontrolado de bebidas alcohólicas propicia inestabilidad laboral, así como también, incrementa los accidentes laborales.
▪ El expendio y consumo de bebidas alcohólicas en sitios y horarios inadecuados producen intranquilidad, ansiedad y angustia entre los vecinos, en ocasiones llegando a producir actos de violencia que han concluido en muertes.


Con la situación de la Pandemia debemos tomar en cuenta las consecuencias del consumo de alcohol y el contagio del Covid 19:

▪ El alcohol tiene efectos, tanto a corto como a largo plazo, en prácticamente todos los órganos del cuerpo. En términos generales, la evidencia indica que no existe ningún “límite seguro”; de hecho, el riesgo de daño para la salud aumenta con cada vaso de alcohol consumido.

▪ El consumo de bebidas alcohólicas, sobre todo si es excesivo, debilita el sistema inmunitario y, por consiguiente, reduce la capacidad para hacer frente a las enfermedades infecciosas.

▪ Se sabe que el alcohol, causa ciertos tipos de cáncer.
▪ El alcohol, incluso en cantidades pequeñas, supone en cualquier momento del embarazo un riesgo para el bebé que todavía no ha nacido.
▪ Aumenta el riesgo, la frecuencia y la gravedad de la victimización y todo tipo de actos de violencia interpersonal, como la violencia de pareja, la violencia sexual, la violencia juvenil, el maltrato a las personas mayores y la violencia contra los niños y las niñas.
▪ El alcohol aumenta los peligros de ahogamiento y caídas.
▪ El consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), una de las complicaciones más graves de la COVID-19.
Ante estos datos impera crear conciencia de que debemos poner en pausa la socialización, los conglomerados de personas sin que eso impida la diversión, la amistad y el compartir. En la actualidad contamos con herramientas virtuales, gran cantidad de recursos donde disfrutamos de películas, libros, acciones donde se puede dar rienda suelta a la imaginación y ser creativos realizando obras de aporte a la sociedad. Hay mayor tiempo para estar en familia y cultivar el diálogo compartiendo de manera constructiva y aprovechando para formar nuestros hijos estando presentes en su educación.
Es deber ciudadano acatar las disposiciones del Gobierno en beneficio de las personas evitando el contagio y preservando la salud y la paz. Colaboraremos en la erradicación del Coronavirus. Dominicano, haz tu parte…Actúa con responsabilidad.



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros